Bonita resaca rosa. 

De felicidad máxima, de montaña rusa emocional, de sentirme en pleno Dragon Khan con cada historia, con cada abrazo y con cada foto que recibía… Así fue mi día rosa, porque el 19 de octubre me volvisteis a demostrar la grandeza del ser humano, volvió a brillar la bondad, y en este mundo loco nos hace falta mucho amor y cariño… así es que GRACIAS. Continue Reading

Estaba tranquila muy tranquila, de hecho lo estaba tanto que me dormí y llegamos al hospital por los pelos.

Volvíamos a estar allí, ante esa puerta. Yo tranquila, ellos nerviosos. Felicitamos a mi padre, era el día de su cumpleaños y como regalo le dejaba unas cuantas horas de ansia y sufrimiento de espera, no es que sea dramática y exagere, es que a él todo lo que tenga que ver con el hospital, le supera. Bromeamos, hicimos planes y hablamos de cosas cotidianas, hasta que escuchamos mi nombre. Continue Reading

No planeé escribir este post pero aquí, además de compartir parte de mi vida, he gritado, pataleado y me he desahogado siempre que ha sido necesario, y hace un par de días necesité lanzarme a escribir con mucho desespero.


Es fácil reconocer a una persona en tratamiento, saber que está enferma cuando la evidencia física le acompaña, e incluso va por delante. Para muestra la foto, seguramente mi foto más dura, dudo que tenga otra más transparente.

Continue Reading

¿Qué sería de la vida sin Retos?

Tendemos a pensar que todo sería fácil, que en una vida idílica tendríamos la felicidad absoluta, pero es cierto que el ser humano es inconformista por naturaleza, siempre queremos más, un trabajo mejor, viajar más, comprar más, compartir más… y creo que la felicidad absoluta nunca existe. Existe tu felicidad, y he aprendido que ésta es la más importante.

Continue Reading

El diagnóstico bomba llegó a mi vida un jueves 13 de noviembre. Ese fin de semana subí a la montaña. Mi montaña. La que está al lado de casa. Sentí que necesitaba el contacto con la naturaleza y allí me desahogue, observé, grite y lloré todo lo que el cuerpo me pidió y en ese momento me sentí en la cima del mundo. Mi mundo. Ese que acababa de dar un vuelco de 360º y yo estaba con el alma rota pero convencida de que esa aventura solo tenia un ganador y ese era yo.

Continue Reading

Creo firmemente que las alegrías compartidas se multiplican y el dolor se hace más llevadero, pero compartir no es la única opción, a veces preferimos pasarlo solos.

Si me seguís por redes habréis visto que hemos estado de vacaciones en familia, y justo antes de las vacaciones tuve el gran honor de estar en la Feria del Libro de Madrid. Me hacía una ilusión tremenda, ya podéis imaginar… La Feria del Libro ¿Yo? Pues sí, yo que me iba a la Feria.

Continue Reading

Scroll to Top