El cáncer no avisa a nadie. – 2018 – diciembre – 23
Hace tiempo que la vida me descubrió sus múltiples caras, la capacidad infinita que tiene de enamorarnos de las pequeñas cosas, de las más maravillosas, aquel rayo de sol que calienta tu piel una fría mañana de invierno, el olor que te recuerda que estás en casa, aquel que te traslada a la cocina de mamá cuando eras pequeña. La risa de un niño, o aún mejor … la risa de tus hijos, esas carcajadas que te dan la vida y te reconcilian con el mundo… La vida está cargada de cosas preciosas, sencillas pero que en realidad tienen un valor incalculable.

(más…)

Scroll to Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar