El cáncer no avisa a nadie. – ¡Crónica del día D!

Hace tan sólo unos días de la operación y ha sido llegar a casa y sentir la necesidad de compartir con vosotros como ha ido y contaros todo, me he sentido arropada por cada comentario, por cada palabra, por cada abrazo…


He de reconocer que un día antes de entrar a quirófano, un día antes de saber que iba a pasar con mi pecho… tumorectomía, sí, pero…

¿Grande?

¿Pequeña?

¡Qué incertidumbre!

Mi cabeza era como Wall Street, con valores a la alza y a la baja, pero en lugar de tratarse de bienes gananciales va de emociones y cambiando lágrimas por risas y así pasando las horas…

Y encima éste mismo día toca pasar por Medicina Nuclear, algo que por cierto, me producía terror (ahora puedo decir que no fue para tanto).

Medicina Nuclear allá vamos…
Y con todo mi coctel explosivo de nervios, intriga y emociones como para alimentar a todo un pueblo… en medio de todo, aparecisteis vosotras, sonrisas andantes, rebosantes de vida, optimismo, fuerza y garra que sin apenas pronunciar palabra me decíais NO PASA NADA, ADELANTE, DE ESTO SE SALE, SE GANA

Gracias F. y E., quizás en ese momento no erais conscientes de todo el bien que en unos minutos me hicisteis, pero ahora os lo digo, en tan sólo 15 minutos conseguisteis alejar todos mis miedos, me quede en paz.

¡Y llegó el día D!

07:15h de la mañana, hora de ingreso. Llegué, serena y tranquila, preparada para lo que iba a suceder. Tuvimos como 40 minutos de espera, tengo que confesar que en ese rato si que noté como los nervios querían asomar y yo misma me dije, ni hablar, no he llegado hasta aquí para tener ahora un ataque de pánico, así es que , como loca andante, me evadí de todo y de todos, imaginando que estaba sola, caminaba en línea recta, pasillo arriba pasillo abajo, haciendo hipopresivos y concentrándome sólo en la respiración, inhalar, exhalar, inhalar, exhalar…

“¡Vanessa Nueda!” Reclamó la voz de una amable enfermera… y entonces salí de mi trance personal.

Nos despedimos, en el recuerdo siempre tendré la instantánea de esas miradas de amor puras y sinceras, de ternura, de unos padres que se despiden de su hija, de una hermana, de un marido que se despide de la madre de sus hijos… recuerdo ese brillo en sus miradas, esas lágrimas que no quieren salir pero aparecen sin pedir permiso, les di un beso y un abrazo y nos dijimos mutuamente, TODO ESTÁ BIEN, ESTOY BIEN, NO PASA NADA.

En seguida empezó el ir y venir de personal sanitario, todos amables, dispuestos a arrancarte una sonrisa.
Pocos minutos después debía dormir como un angelito… No recuerdo nada de nada, cero, un paseo en camilla y 5 horas después volvía a estar en el mismo sitio, ahora llamado post-operatorio.
Con ganas locas de ver a los míos, pedía y pedía que me subieran a la habitación, quería gritar ¡ESTOY BIEN! ¡NO OS PREOCUPÉIS!.
La verdad sea dicha, con tal dosis de anestesia y calmantes, me encontraba súper bien y además tenía unas ganas locas de celebrar los 34 años de mi marido, no podía permitir que se quedara sin soplar sus velas. (Algún día os contaré la anécdota de las velas de cumpleaños).

La operación fue bien, finalmente una tumorectomía, hecha con un cariño excepcional.

“Gràcies E.V.”

También vaciado axilar, con eso no contaba y los primeros días agobia un poco pensar en las mil cosas que deberé tener en cuenta a partir de ahora, pero estoy bien, contenta, soy feliz.

Sé que el camino que ahora viene será duro, pero me quedo con las cosas buenas, como alguien me dijo… “de esto también se sacan cosas bonitas”.
Confesaré que ayer mientras ayudaba a mi hija a cenar un platito de sopa, me sentía feliz, disfrutando de ese instante, hace un mes, en esa misma situación, estaría como posesa peleando porqué no cenaba ella solita, sin saber apreciar el momento.
O sea que después de toda la reflexión tengo clara una cosa, QUIERO VIVIR CADA MOMENTO, y cada día hasta que empiece el tratamiento será un regalo.

¡Recuperación! date prisa, quiero encontrarme bien, tengo mucho que hacer!
Besos, abrazos, gracias y mil veces gracias por vuestro apoyo!

About vanessa

Soy Vanessa, Estoy casada con mi otra MITAD, lo escribo en mayúsculas porque quiero que se entienda bien, no podría tener un mejor compañero de viaje, es mi confidente y mi mejor amigo… le quiero de forma incondicional y es el padre de mi tesoro más preciado, mis hijos Èric y Martina. Soy súper mami de mellizos, lo de súper no es porque yo lo crea, simplemente es que ser mamá de gemelos o mellizos ya viene de serie con ese título honorífico, a la fuerza hay que serlo. Y en mi vida idílica un día el cáncer irrumpió. Con el diagnóstico bajo el brazo, el alma rota y la fuerza por las nubes me decidí a escribir este blog, un hoja en blanco aguanta lo que le echen y así empezó mi terapia. Aquí encontrarás los episodios más duros de la enfermedad narrados en primera persona, un desahogo en toda regla. Mis proyectos solidarios, que en realidad son de todos. Y un trozo de mi corazón en cada post que escribo. Esta es mi vida, no tal y como la soñé de niña, pero es así y la vida hay que aceptarla, porque pese a todo… la vida merece la pena. Ahora soy más feliz, mi vida es más intensa, agradezco cada nuevo día y le grito un gran SÍ, A LA VIDA, sí a vivir y no sobrevivir, sí a ser feliz, sí a disfrutar, sí a sentir… Nunca sabes cuando la vida va a sorprenderte, es bonita y cruel a partes iguales pero me gusta pensar que pase lo que pase seguiremos bailando, sin importar la canción que suene. ¿Bailas conmigo?

19 Comment On ¡Crónica del día D!

19 Comments On ¡Crónica del día D!

  • Laura "la loquita" Responder

    que bonitas palabras… Sabes que cada dia que pase sera un dia menos para llegar a la cima de una recuperacion total!!! Te quiero carinyet!! Eres muy muy grande!!!!!

    • Vanessa Responder

      “La loquita” me encanta. Gracias guapa, cada día tenemos un pasito más!

  • Elena gascons Responder

    Bbbuuuuffff…..com he plorat i he rigut també…..Gracies per compartir tots aquests sentiments Amb la gent que t’estima, transmets una traquilitat I un positivisme brutal!!!! Testimo consuegra!!

  • José Maria Responder

    Enhorabuena, Vane.
    Esta es la actitud, positivismo y cariño de todos los que te rodean, pasando por el amor de tus hijos y tu media naranja.
    Te queremos.

    • Vanessa Responder

      Gracias Jose, sabes que con todos vosotros es más fácil. Sentirse querida y arropada da mucha fuerza.

  • SilviA Responder

    Vane,me alegro mucho que la operacion haya ido tan bien!!!!
    De todo lo que has escrito…grabate a Fuego, ya te lo dije, VIVE EL MOMENTO… Y disfrutalo… Vas a darte cuenta de las cosas que realmente son importantes!!
    Un besote
    Silvia

    • Vanessa Responder

      Gracias preciosa, que triste que la vida nos ponga en situaciones así para darnos cuenta de lo realmente importante. Nunca es tarde “Carpe Diem”
      ¡Mil besos!

  • IMMA CASASSAS Responder

    Com em fas emocionar amb totes les teves paraules. Ets increible.
    M’alegro moltissim que tot hagi anat be.
    Disfruta de cada moment.
    Un petonàs preciosa.

    • Vanessa Responder

      Hola bonica, moltes gràcies! Ara dedicació a tope per la recuperació.
      Un petonarro i ens veiem aviat!

  • Mireia Vives Responder

    Vane estremecedor tu vivencia! Gracias por compartirlo con todos nosotros… Aquí seguiré pendiente de ti. Sigue así campeona, ya queda un día menos! Una abrazo y muchos ánimos.

    • Vanessa Responder

      Gracias guapísima!
      Estaba convencida de que hacer este blog me ayudaría pero nunca imagine recibir tanto cariño y apoyo. Con vuestra ayuda es más fácil.
      Un beso enorme y que vaya muy bien por Sevilla!

  • eva Responder

    He de confesar que el cancer me da muuucho miedo, ni siquiera me gusta pronunciarlo aunque sea mi signo pero se que está y solo se puede luchar vas a ganar esa dura batalla, mis mejores deseo para ti. Fuerza

    • Vanessa Responder

      Hola Eva, que bien lo dices… “sólo se puede luchar”.
      Para vencer hay que ser valiente, aceptarlo y afrontarlo… y sí da miedo, pero debo decirte que con todo vuestro apoyo es más fácil ser fuerte, espero no decaer en los momentos difíciles.
      Te mando un abrazo enorme.

  • nina Responder

    Hola cielo, soy tu prima Nina. Leyendo esto me ha arrollado un tsunami de orgullo. Si, me he sentido muy orgullosa de ti y de tu fuerza. Estamos lejos, apenas nos conocemos, pero, por favor, cuenta conmigo para lo que necesites, sea lo que sea. Os quiero.

    • Vanessa Responder

      Hola guapísima, me has arrancado una sonrisa con tu “tsunami de orgullo”, es un gran halago. Es cierto que estamos lejos pero sabemos que estáis ahí. Un abrazo enorme y sé buena que mañana es noche de reyes.¡Mil besos!

  • M. Carmen Responder

    Madre mia, que fuerte eres. te deseo todo lo mejor aunque no te conozca.Todo saldra bien, seguro…..

  • Adriana Mayorga Responder

    Vanessa: desde Italia te escribo soy Colombiana y lei el articulo en el periodico el pais, tu historia me ha conmovido soy mami de 3 niños. Admiro tu fuerza y fortaleza!! …. te seguire desde la distancia por este medio!! contigo cae el dicho que se dice en mi tierra Colombia: “para adelante..por que pa atras asustan” tu vas para adelante..beso Linda!!

Comment Form

Scroll to Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar