Llevaba tiempo esperándote pero, cuando supe la fecha exacta de nuestra cita mi cabeza se volvió loca, con ganas de hacer mil cosas y vivir la semana de antes como si no existiera el mañana, estrujando cada minuto del día, hasta que..

10 de Diciembre, 7 de Enero y 7 de Agosto.

De nuevo llegó el día D…

Dicen que: “A la tercera va la vencida” y aquí estamos, visita al quirófano por tercera vez desde que empezó mi aventura con el Sr. Cáncer y a estas alturas soy medio experta, (lo dejamos en medio por no dármelas de listilla), vengo con nervios a 0 y sin nada de miedo, ya hace mucho tiempo que lo despojé de mi mochila. Simplemente dispuesta a lo que me espera y feliz porqué son etapas y una puerta más que cerramos en el camino.

Las 07:15 y ya estamos en la sala de espera charlando tranquilamente cuando de pronto sale una enfermera: “Vanessa Nueda”, esa soy yo, así es que de un bote me despido de todos y entro con ella a la salita de vestuario, a mi madre y por supuesto a mi marido, siempre les dejan acompañarme, mientras que te dan la ropa quirúrgica y esas cosas… Entonces llega el momentazo, yo quería hacerme una foto antes de entrar a quirófano con mi modelito tan ideal, como blogger con el “must have” de la próxima temporada, me parecía de lo más divertido, pero la enfermera no se marchaba ni un momento y hacerme la foto delante de ella tampoco lo tenía previsto. ¡Qué vergüenza! Con lo discreta que soy yo siempre, me estuve haciendo la remolona y viendo que nada de nada, al fin me armé de valor y le dije: Perdona, me quiero hacer una foto, puedo? Su cara fue un poema, a éstas alturas aún debe estar pensando que estoy chalada, pero tachaan yo colgué mi foto cachonda en las redes, por darle un poco de vidilla y cachondeo al asunto.

Nos despedimos, sabiendo que esta vez tenían por delante una larga y dura espera, yo al fin y al cabo durante esas horas estaría de paseo por las nubes.

Alguna vez os he contado que pregunto poco y no busco nada de información sobre lo que me van a hacer, para eso ya tengo a mi MITAD, yo me pongo en sus manos y no caigo en la tentación de volverme adicta a todas las terminologías médicas que como aventurera me esperan y de las que no entiendo un pimiento.. ¿Hago bien? Pues realmente no tengo ni idea, pero es lo que me pide el cuerpo, supongo que así estoy más tranquila, sabiendo lo justo… sin tener un exceso de información y evitando el preocuparme por millones de cosas y síntomas que no se si llegaran.

Pero…

¿Qué pasa cuando entras a quirófano y no preguntas como va a ser la recuperación?

¡QUÉ PRINGAS!

Pringas porqué te despiertas en el post operatorio y con un globo increíble, cuando aún todo te da vueltas y haces lo imposible por abrir los ojos, cuando tus párpados pesan toneladas y a lo lejos se vislumbran siluetas de personas, de pronto te das cuenta de que ese viaje fantástico entre real y virtual que estas viviendo, lo que esta ocurriendo en ese justo momento, no es nada más, ni nada menos, que el efecto de la morfina. Entonces aún bien drogada intentas volver a la tierra porqué sabes que te va a doler, que la cosa es seria y que vas a tener pupa de la buena.

¿Os cuento la cirugía?

Me han hecho una mastectomía en el pecho izquierdo, como tenia piel y tejido muy retraído de las anteriores tumorectomías necesitaban un injerto de piel y tejido muscular de la dorsal, así es que han abierto la dorsal hasta la columna, han cogido la parte de piel necesaria para el injerto y me han pasado el músculo dorsal por debajo de la axila hasta llevarlo al pecho; en el pecho mastectomía, colocando un expansor y con injerto de piel. Resumiendo, como les he contado a mis peques, me han hecho un cortar y pegar en toda regla. En su cole trabajan con fichas y tal la explicación, me he convertido en “Mama Ficha”.

Confieso que soy de las que aguanta el dolor pero esta aventura ha sido dura, durilla de verdad, duro desde el momento en que despiertas de la anestesia, duras las noches de dolor incontrolable pidiendo medicación de rescate, que tengas que tener hasta tres vías por qué las venas quimioterapiadas se han vuelto de azúcar; pero sin duda alguna, el peor momento de todos es cuando al día siguiente aparece como “Huracán Parlante”, por qué no sabría deciros si habla tan rápido como se mueve o se mueve tan rápido como habla, el querido Dr. Cirujano Plástico, cuando una aún se cree que las heridas deben ser de mantequilla y antes de que te des cuenta te da un meneo de padre y señor nuestro, mirando y haciendo las curas que tocan, mientras te explica la operación, su gran obra de arte y te dice lo guapísima que te ha quedado la teta… Uffff!!!! Lo pienso y aún se me eriza toda la piel…¡Eso hay que vivirlo!

  • En su defensa tengo que decir, que lo ha hecho genial y me siento una suertuda de que él, encabezara la operación. ¡Tiene un equipo estupendo!

Después de 9 días y el cuerpo lleno de hematomas por las inyecciones de Heparina y de Petidina, nos dan el alta.

¡NOS LARGAMOS!

Por fin en casa, mi MITAD, mi amigo el drenaje, mi teta nueva y yo.

He tardado en escribir por qué los primeros días en casa no han sido para nada fáciles, madre mía como cuesta levantar el culo del sofá cuando tienes abierta la espalda y el pecho, en mi mente se repiten una y otra vez las palabras “aprieta el centro” como si el susurro de una profe de pilates me persiguiera. Aunque sea lento, la cosa cada día va a mejor. Confieso que la explicación de Cortar y Pegar con los peques fue un acierto, no les ha dado ningún reparo el verme, de echo su único comentario ha sido respecto al tamaño:

Quina teta més grossa mama! Uy, què petitona l’altre mama! // ¡Qué teta más grande mama! Uy! ¡Qué pequeñita la otra!

¡Viva la sinceridad de los niños y la espontaneidad en toda su esencia!  

Durante estos días lo que más me ha llenado es ser consciente de todo vuestro cariño, el de todos mis amigos que de una forma u otra han estado pendientes de mí, el amor de toda mi familia, el de mi MITAD que no se ha despegado de mí ni un momento y como un campeón se ha pasado sus 8 noches a mi lado, durmiendo en la butaca infernal que tienen los acompañantes, sin olvidarme de mis pequeñajos, para ellos no tengo palabras, son la mayor fuente de energía que puedo tener.

Ep!!!! Casi me olvido de mi notición… Entré sin cejas y salí con ellas. Increíble, pero cierto y no sabéis la alegría tan grande que representa, aunque reconozco que ya era una experta pintora de cejas. Lo malo, también se acaba

About Vanessa

Soy Vanessa, Estoy casada con mi otra MITAD, lo escribo en mayúsculas porque quiero que se entienda bien, no podría tener un mejor compañero de viaje, es mi confidente y mi mejor amigo… le quiero de forma incondicional y es el padre de mi tesoro más preciado, mis hijos Èric y Martina. Soy súper mami de mellizos, lo de súper no es porque yo lo crea, simplemente es que ser mamá de gemelos o mellizos ya viene de serie con ese título honorífico, a la fuerza hay que serlo. Y en mi vida idílica un día el cáncer irrumpió. Con el diagnóstico bajo el brazo, el alma rota y la fuerza por las nubes me decidí a escribir este blog, un hoja en blanco aguanta lo que le echen y así empezó mi terapia. Aquí encontrarás los episodios más duros de la enfermedad narrados en primera persona, un desahogo en toda regla. Mis proyectos solidarios, que en realidad son de todos. Y un trozo de mi corazón en cada post que escribo. Esta es mi vida, no tal y como la soñé de niña, pero es así y la vida hay que aceptarla, porque pese a todo… la vida merece la pena. Ahora soy más feliz, mi vida es más intensa, agradezco cada nuevo día y le grito un gran SÍ, A LA VIDA, sí a vivir y no sobrevivir, sí a ser feliz, sí a disfrutar, sí a sentir… Nunca sabes cuando la vida va a sorprenderte, es bonita y cruel a partes iguales pero me gusta pensar que pase lo que pase seguiremos bailando, sin importar la canción que suene. ¿Bailas conmigo?

29 Comment On De nuevo llegó el día D…

29 Comments On De nuevo llegó el día D…

  • Yolanda Responder

    Insisto por aquí : me tienes impactada. Te descubrí hace sólo unos días y me quedo a seguirte y darte ánimos. Eres un ejemplo. Te mando otro abrazo reponefuerzas, que esos nunca sobran. Muaaaaak

    • Vanessa Responder

      Muchísimas gracias Yolanda, gracias por escribirme, por leerme y sobretodo por quedarte. Un abrazo inmenso y millones de besos!!!

  • yolanda Responder

    Animo..eres un ejemplo de superacion, de lucha, de seguir y seguir. Yo tambien tengo mellizas aunque soy un poco mayor que tú, tengo 42. Pero ellas son mi motor para todo. No será mucho lo que te puedo ofrecer, pero estoy para lo que esté en mi mano. Un abrazo grande.

    • Vanessa Responder

      Gracias Yolanda, simplemente que dediques unos minutos de tu tiempo a mi persona… eso ya es mucho. Millones de gracias!!!

  • Lidia Responder

    Eres maravillosa. Te descubrí gracias a Lucia Be hace algunos meses y te sigo desde entonces. Y te apoyo desde aquí. Una super luchadora, cuantas lecciones nos estás dando! Un besazo Vanessa

    • Vanessa Responder

      Muchas gracias por quedarte Lídia, sois un encanto. Millones de besos!!!!

  • Aurora Responder

    Hola Vanessa, encantada de saludarte, de conocerte, de leerte…. Estoy con un nudo en la garganta y el corazón encogido después de leer tu blog. Te conocí también por LuciaBe y llevo unos días siguiéndote.

    No se me da muy bien escribir, por eso nunca comento en blogs pero quería enviarte todo mi cariño para que tengas una buena recuperación y decirte que te admiro muchísimo.

    Mil besitos.

    • Vanessa Responder

      Hola Aurora, todo un orgullo que me escribas, gracias por quedarte por aquí. Por cierto, me encanta el 27!!! Trillones de besos!

      • Aurora Responder

        Hola de nuevo Vanessa!!!
        Como podría conseguir una pulsera?
        27millones de besos 😉

        • Vanessa Responder

          Hola Aurora,
          En la página de Facebook salen las publicaciones de loes puntos de venta, sino tienes ninguno cerca te la puedo enviar por correo. Un abrazo!

  • Ana Responder

    No sabes cómo me alegro de leerte. No te conozco pero te admiro. Me encanta leerte y sobre todo me encanta saber que todo va bien.
    Dices que escribes por terapia personal, pero seguro que no me equivoco si digo que nos ayudas a todos los que te leemos, a apreciar lo que tenemos, a ser positivos, agradecidos,…incluso a hacer ejercicio, porque cómo es posible que en en estos momentos te acuerdes de tu profe de pilates? Definitivamente tengo que volver al gimnasio!
    Fuera de bromas, escribes genial, y tienes un proyecto precioso. Me encantaría llevar una pulsera del CREP de mi vida, soy de Murcia.

    Te deseo la más pronta recuperacion! Ya que me he atrevido a comentar imagino que me quedaré por aquí 🙂

    Un abrazo inmenso!

    Pd: estas guapísima con cejas, y sin ellas! El pelo ha vuelto para quedarse, bravo!!

    • Vanessa Responder

      Muchas gracias Ana,por leerme, por escribirme y sobretodo por quedarte por aquí.
      Tengo una amiga que vive en Murcia, ella vende pulseras allí, si te parece bien le puedo pasar tu e-mail y que contacte contigo para ver si podéis encontraros, cambien te las puedo enviar por correo, lo que sea más sencillo para ti.

      Un abrazo inmenso y millones de besos.

  • Carme Responder

    Hola Vanesa! M’ he emocionat molt llegin-te… I me n’ adono que tots tenim les mateixes pors i motius per lluitar. Ets una amazona,una guerrera i les teves experiències ens ajuden a obrir portes del que ens trobarem (algunes de nosaltres) a partir d’ara. El dia 4 em fan una mastectomia al pit esquerre i llavors els tractaments de quimio i radio. Que tinguis una recuperació ràpida per seguir gaudint d aquest temps tan apreciat i de la maravillosa família que tens. Una abraçada.

    • Vanessa Responder

      Hola Carme, moltes gràcies guapa, el dia 4 pensanré en tu, veuràs que tot va bé i per tota la lluita que comença… molta i molta força i si mai tens cap dubte o vols parlar de res… aquí estic, no et quedis sense preguntar. Mil petons!

  • laura Responder

    Eres una luchadora y espero que en breve te acabes de recuperar y dejes atrás esa dichosa enfermedad y disfrutes de la vids con tu familia muuuuuchos años! Te lo mereces

  • Mecheri yasmina Responder

    Bonjour tu est une femme tres forte vanesa je te souhaite du courage gros bisou

  • Ana Responder

    Claro cómo no! Pasale mi dirección 🙂

    Millones de besos!!

  • nina Responder

    un beso preciosa.

    Nina.

    • Vanessa Responder

      Trillones de besos para ti preciosa, espero que cada día estéis un poquito mejor. Pensamos mucho en vosotros!

  • Bea Responder

    Hola Vanessa! Este verano he tenido el placer de descubrirte a través de instagram y desde entonces te busco para saber que todo va bien. Eres un ejemplo de fortaleza y valentía, desde aquí te deseo una pronta recuperación. Un besazo enorme

  • Labena Responder

    Com ja et vaig dir en un altre post, és un plaer poder llegir-te. Enviar-te molta força i molta energía i donarte la meva enhorabona pq ets una lluitadora de dalt a baix.

    El dia de la teva operació vaig coneixer a una cosina del teu marit, casualitats de la vida, estava fent un café al meu costat a un bar, i vaig sentir q parlaven de tu i la vaig interropmpre, pq feia una estona havia vist la teva super foto abas de quirofan. Ets admirable, sé del que parlo, visc l’enfermetat de molt a prop. Segueix aixi!! Una abraçada.

    • Vanessa Responder

      Hola Anna,
      el mon es ple de casualitats. Mil gràcies bonica!Petons!

  • Laia Responder

    Hola Vanessa,
    Te he descubierto hace unos días, gracias a mi cuñada que me mandó el link, tengo 37 años, 2 niños (5 años – 8 meses) y estoy en mi día 43 desde que me diagnosticaron cáncer de mama. Me ha impresionado mucho tu web, ya que he podido visualizar que es lo que me espera, cosa que no había hecho hasta ahora. Muchas gracias por compartir tu historia y por regalarnos tu sonrisa. Eres valiente, luchadora y positiva! Te mando muchos ánimos y fuerza para tu pronta recuperación. Aquí tienes una fiel seguidora y compañera, si necesitas algo de Barcelona. Petons guapa!

    • Vanessa Responder

      Hola Laia, es una alegría poder ayudar… en lo que sea que pueda hacer por ti, aquí estaré, para las dudas que tengas o miedos que te atormenten. 43 días no es nada y tendrás mil preguntas! Cuenta conmigo para lo que necesites.
      Si has leído mi historia, ya has visto que te queda un largo camino, duro y difícil pero de lo más constructivo, te hará sufrir pero a la vez te enseñará mil maravillas del mundo que tenemos ante nosotros todos los días.
      Si puedes busca El creo de mi vida en Facebook, hay una publicación de la revistas de la Granja Escola sobre como afrontamos la enfermedad con los peques, creo que te puede ir bien y si tienes cualquier duda, aquí me tienes.
      A partir d’ara… “Pit i collons”, mil petons!!!

  • Carla Responder

    Buenos dias Vanessa! Soy enfermera y catalana como tu. Simplemente decirte que admiro tus ganas de tirar hacia adelante, es dificil de ver.
    Mi experiencia me ha enseñado que si tu eres positivo y crees que vas a salir adelante, todo va mejor y ayudas a que tu cuerpo saque la fuerza que ha veces necesita. Mucho ánimo y no pierdas la sonrisa nunca!!! un abrazo

  • Yessika Responder

    Vanessa, soy uruguaya y quiero contarte que tu blog ha llegado a estos lados.
    Solo felicitarte por tus ganas de luchar, tus fuerzas incansables.
    Un abrazo fuerte desde aquí y de corazón desearte que sigas recuperándote, que esta la ganas tu !!! un beso

    • Vanessa Responder

      ¡Qué bonito Yessika!
      Millones de gracias por seguirme. Un abrazo inmenso!

Comment Form

Scroll to Top