Érase una vez un nuevo comienzo… Se acabó la Navidad, los días de fiestas, juntarte con los tuyos y comer como si el mañana no existiera, si tienes niños estarás como nosotros, con la casa inundada de regalos, luchando por poner orden e intentando que den valor a lo que tienen y sobretodo, soñando con la vuelta a la rutina. La Navidad es preciosa, sobretodo con niños, pero también es agotadora.

Hoy es el primer día de mi nueva vida, el primer día de la realidad del AHORA, ese día en que los babytwins vuelven a la escuela y yo me doy un bofetón con la realidad. Esa realidad en la que no tengo trabajo. Esa realidad de un nuevo comienzo. Esa realidad que tengo la suerte de poder construir. Esa realidad que voy a empezar de cero.

Podéis imaginar que no voy a esperar a que el mundo laboral llame a mi puerta, o quizás sí, pero mientras tanto no voy a estar de brazos cruzados. La vida me enseñó que todo ocurre por algún motivo, y no sé por qué el cáncer irrumpió en la mía, pero con él se abrieron un sinfín de nuevos proyectos. No entendí la cruel decisión de la empresa (o de alguien de la empresa), enviarte al paro cuando has pedido una alta voluntaria, no denota mucha humanidad, pero desgraciadamente al 70% de las personas que sufren un cáncer, la reinserción laboral no les supone un camino de fácil y no les respetan su puesto de trabajo. Me parece algo alucinante y me enfada muchísimo.

Mi parte más racional siempre me dijo que me estaban haciendo un favor, que algo mejor me espera. Mi vida ya no es la misma, yo no soy la misma, por tanto no puedo dedicarme a lo mismo. Sobrevivir a un cáncer o a cualquier acontecimiento traumático, es una de las situaciones que más transforma la vida de una persona y por asombroso que parezca, la resilencia es algo que te convierte en una mejor versión de ti mismo.

Sabemos que la vida no es fácil, muchas veces la enviarías al carajo… pero de vez en cuando, en medio de tanto caos en el que vivimos ocurren cosas maravillosas que nos hacen valorar y darnos cuenta de que por cruel que sea, vale la pena vivir de verdad.

No sé que me deparará el futuro pero de momento esta semana empiezo mi Máster en COACHING. Las aventuras del cáncer, entre otras cosas me encaminaron por aquí y creo que eso son señales del destino.

Emprender mi nuevo futuro no será sencillo pero seguro que valdrá la pena. Lo mejor está por llegar…

Feliz vuelta a la normalidad.

About Vanessa

Me llamo Vanessa, tengo 35 años, estoy casada y soy mami de mellizos. Os diría que tenia una vida perfecta y un buen día el cáncer se coló en casa. Soy súper introvertida para mis sentimientos y como una pantalla en blanco aguanta lo que le echen… aquí estoy practicando mi terapia personal a través de éste blog. Espero poder compartir experiencias, ayudar a otras personas y que me ayuden a mi también.

11 Comment On LO MEJOR ESTÁ POR LLEGAR…

11 Comments On LO MEJOR ESTÁ POR LLEGAR…

  • Carolina Responder

    Wooow Vanessa!! Qué gran decisión has tomado. Estoy segura de que te irá genial. Además ese es el futuro que veo para ti. Tienes mucho potencial! Este 2017 te va a traer grandes proyectos. Un besszo

  • Tati Responder

    Suerte en el màster, hize el de coaching familiar y ahora mira, me dedico a ello.
    Besos guapa, te debo un bañito eh, en cuanto pueda lo hacemos.

    • Vanessa Responder

      Uuuummmmm aquest bany…. el dia que tu vulguis preciosa, seria un somni.
      Mil petos bonica i gràcies, 🙂

  • Francesca maresca Responder

    Suerte,suerte,suerte,buon master!!!personas como tu regalan arcoiris en el ciel a todos! Un abrazo grande desde Napoles hasta Madrid!!!!Francesca

  • Ruth Responder

    Ánimo Vanessa, los cambios suelen ser siempre para mejor, si se es capaz de ver siempre el lado positivo de las cosas y tu tienes ese don! Cualquier empresa estará encantada de tenerte.
    Besitos!!!!!

    • Vanessa Responder

      Aiii Ruth! Qué bonito lo dices 🙂
      seguro que irá genial… NUNCA DEJES DE BAILAR
      Mil besos bonita

  • Gabriela Responder

    Mucho animo! Ese master suena genial y creo q efectivamente es una señal. Un abrazo. Te admiro mucho.

    • Vanessa Responder

      Gracias Gabriela, espero poder contaros los avances. Un abrazote enorme! 🙂

  • Terea Responder

    Todo va a ir más que bien!! Porque las personas que habéis pasado por esto tenéis una energía digna de elogio. Mi marido tuvo cancer hace 7 años y le respetaron su periodo de baja aunque seguía haciendo cosas cuando se encontraba bien. Eso sí, el día que se incorporó fue para decir que se iba! Y emprender nuevos caminos en los que, en 7 años no han cesado los éxitos profesionales y personales, salpicados de baches superados sobradamente. Es como si cualquier obstáculo que aparece lo convertís en un nuevo reto… y contagiáis a todos los de alrededor! Un súper abrazo! Te sigo desde hace mucho aunque no suelo comentar pero esta vez lo he vivido muy de cerca…

    • Vanessa Responder

      Millones de gracias Teresa, gracias por estar al otro lado y seguirme en esta loca aventura que a tantos nos toca. Celebro los éxitos de tu marido. Millones de abrazos.

Comment Form

Scroll to Top