Unos cuantos días post chute, pero no cualquiera… #TheLastChute y sigo en una nube, como atrapada en el limbo y es que en realidad todavía no me creo que realmente SE ACABÓ. La sensación es un poco parecida a la del diagnóstico, el momento ese en que el cáncer irrumpe en tu vida y desmonta todos tus planes, perspectivas y proyectos, los días posteriores a la noticia bomba vives en una montaña rusa de emociones y piensas:

<<¿Qué ha cambiado? Unas horas antes me consideraba una persona fuerte y sana y ahora…. ¡Estoy enferma! Cáncer, ni más ni menos, esto es horrible…. pero yo me encuentro bien, estoy enferma de verdad???>>

Ahora siento algo parecido, se acabó, de verdad? Puedo creerlo? O debo esperarme? Lo cierto es que sigo llorando a diario, cada vez que pienso en todo lo pasado, son lágrimas de victoria y felicidad, supongo que estar tanto tiempo bajo presión es lo que tiene, confío que el día a día irá poniendo todo en su sitio y poco a poco la vida volverá a la normalidad.

27 de Abril quedará en mi memoria como la llegada a la meta en el mayor reto de mi vida, siempre tiene que haber anécdotas para todo y la de la última quimio fue que la noche anterior estaba en urgencias, con fiebre, anginas y unas placas de pus de campeonato, cruzando los dedos mientras esperábamos los resultados en aislamiento para que la fiebre viniera provocada por la anginas y no por una radical bajada de defensas, eso provocaría unos días de hospital y aplazar el tratamiento. Imaginad los nervios, no me han suspendido ni un ciclo y me iba a pasar precisamente en el último… no os diré que me subía por las paredes básicamente por que la fiebre me deja como un pajarillo pero estaba de los nervios. Todo quedó en un susto, daños colaterales del Trailwalker, un pequeño ajuste de cuentas entre mi cuerpo y yo que no iba a dejarme salir tan airosa después de machacarlo con 100km, una anécdota más, al fin fiebre controlada y para casita, al día siguiente los planes seguían su curso.

Despertar el día que sabes que será el último chute es…. no sé ni tan solo deciros como es, tenía un nudo permanente en la garganta, quería gritar, reír, llorar… mi Mitad siempre me acompaña y esta vez también venía mi madre, camino al hospital ya les ponía en sobre aviso, esto va a ser un drama, simplemente pensar en todo y ya no podía contener las lágrimas. Muy dramático no fue pero lloramos un poco, bueno, yo bastante, el primer y último chute me lo puso la misma enfermera y después de taaaanto tiempo, se hacen querer tantísimo, que darle un abrazo fue Buuuuufffff! una explosión de sentimientos. Hay muchas veces que las palabras no hacen falta, si nos paramos y hacemos las cosas con el corazón somos capaces de decir mucho más de lo que en realidad creemos y no me refiero a un abrazo que tiene una diferencia muy obvia entre darlo de verdad, con sentimiento, de esos en que cierras los ojos y tus emociones hablan, a simplemente a abrazar, también un saludo, una sonrisa con alguien que te cruzas en la calle, es cierto que si le sonríes al mundo él te devuelve la sonrisa pero hay que sonreír de verdad, de felicidad, felices por la vida, por el sol, por los niños, la familia, los amigos, el trabajo, somos felices por un montón de cosas… y una sonrisa no te roba tiempo, más bien te regala felicidad.

Soy un caso, me enrollo yo solita y divago, en fin… han pasado unos cuantos días del 27 de Abril y sigo necesitando gritar, reír y llorar… quiero subir montañas, quemar quimio, recuperar neuronas, celebrar la vida, abrazar, bailar, sentir, soñar,… VIVIR.

Me estoy iniciando en el trail running, ya os contaré si avanzo o si la cosa se queda en agua de borrajas, de momento os digo que salir, el aire, la música, el olor a montaña, hasta las gotas de lluvia, todo, absolutamente todo es vida y me carga de energía. Ayer salí sola, por abandono de mis compis, y escuchando música, cuatro gotas caen y para que engañaros, entre sofoco va y sofoco viene hasta se agradecen, abrir las palmas de las manos y rozar la vegetación con la yema de los dedos y sentir como una sensación de VICTORIA te recorre por dentro, es un subidón, la naturaleza nos cura el alma, a todo esto una coge consciencia de que me puedo cruzar con cualquiera y yo con tal numerito, imaginaros que pensarían si me encuentran sola, en medio de la montaña con tal escenita, vaya panorama para pensar… esta chalada viene a correr, caminar o comunicarse con las hojas, jajaja.. el caso es que estoy feliz, simple y llanamente FELIZ.

He celebrado el final de la quimio, en la intimidad, mi Mitad, mis peques y mis padres y con una fiesta sorpresa que me organizaron el día de la madre en un lugar precioso en la playa, piqué de lleno y eso que yo tenía clarísimo que quería celebrarlo pero no me esperaba nada ni ese día, ni allí…. fue TAAAN BONITO, gracias a todos, lo tengo grabado en mi corazón, sou els millors. Round1 i Round2… habrá más.

Vamos a dedicarnos a celebrar la vida, y qué deciros, os quiero mil y cada mensaje, cada palabra vuestra, me llega al corazón.

*La foto es de la fiesta sorpresa en la playa, con photocall incluido, cortesía de mis hermanas, ellas y mi madre se han dado a las manualidades durante unos días. 🙂 

About Vanessa

Me llamo Vanessa, tengo 35 años, estoy casada y soy mami de mellizos. Os diría que tenia una vida perfecta y un buen día el cáncer se coló en casa. Soy súper introvertida para mis sentimientos y como una pantalla en blanco aguanta lo que le echen… aquí estoy practicando mi terapia personal a través de éste blog. Espero poder compartir experiencias, ayudar a otras personas y que me ayuden a mi también.

6 Comment On Mi 27 de Abril

6 Comments On Mi 27 de Abril

  • Mamen Responder

    ¡Qué bien leer este post! ¡Me alegro mucho! Vanesa. No estás loca por abrazar hojas y llorar por estar viva. Los locos somos los que no lo hacemos. Es que esto que sientes tú ahora es realmente la vida. Has realizado un viaje lleno de peripecias y momentos duros y esta es tu recompensa. Apreciar la vida en toda su plenitud, sentirte feliz con las cosas más pequeñas. Ahora tú valoras lo que todos deberíamos valorar cada momento. Ahora tienes la capacidad de vivir sin límites y transmitir ese tesoro a la gente que tienes cerca a la que está lejos a través de este blog. Tu historia ha inspirado a un número de personas incontables. Tu dolor y esfuerzo ha tenido un sentido. Tu manera de afrontarlo ha influido en el estado de animo de cientos de personas y lo seguirá haciendo en el futuro cada vez que alguien visite este blog. Podías haberte quedado lamentandote en casa pero has abierto du dolor al mundo y expresarte ha sido sanador. ¿A qué si? Has inspirado tanto al mundo, has dejado una huella tan bonita que ni si quiera tú puedes adivinar el alcance de tu decisión, de tu valentía. Has hecho algo realmente grande y te doy las gracias por hacer de este un mundo más humano, pro creer en la capacidad de conexión y apoyo entre las personas, por ser para todas las que han pasado por un cáncer todo un ejemplo de superación pero también por hacernos recordar a la que no lo hemos tenido como se ve la vida desde ese otro lado. Nos has hecho ponernos las pilas a todos. Nos has entregado algo de incalculable valor y no tengo palabras para agradecertelo. Espero que este mensaje te haga llegar de un modo pequeño y simbolico toda esa energia y amor que tu has dado a tanta gente. Ahora a dejar que las emociones fluyan y a disfrutar de cada instante. ¡Feliz llegada a la meta!

    • Vanessa Responder

      Buuuuffff! sin palabras y con más de una lágrima estoy después de leerte, te aseguro que este mensaje me llena el alma y sí, la decisión de abrirme al mundo y escribir todas las peripecias que esconde el cáncer ha sido una de las mejores decisiones de mi vida, me ha ayudado muchísimo, todos vosotros lo habéis hecho, os he sentido muy cerca durante todo este tiempo y sentirte querida y apoyada es fundamental para que las fuerzas no decaigan así es que un año y medio después sigo diciendo GRACIAS, por estar, por leerme, por preocuparte, por pensar en mí, gracias y millones de veces GRACIAS.
      Mil besos Mamen, tu universo está siempre en mi corazón.

  • Sara Responder

    Mis abrazos y mis besos son de corazón, y me los sacais vosotras!

  • nina Responder

    un beso desde el alma, os tengo sieeeeempre presentes.

  • Yanire Granero Tena Responder

    Hola. Acabo de toparme con tu blog por él mundo de las redes sociales.
    Que identificada me siento al leerte. Él subidon de saber que va a ser él ultimo chute es increíble. Y yo también me comunico con las hojas jajaj
    Un saludo seguiré leyendo

Comment Form

Scroll to Top