Es cierto que las grandes locuras terminan por ser grandes recuerdos, he vivido un fin de semana súper intenso a todos los niveles, el sábado por la mañana salimos camino a Olot para enfrentarnos al reto TRAILWALKER, recorrer a pie los 100km que nos separaban de la meta, en mi pueblo, si afrontarte a algo así ya es duro, imaginaros cómo debe ser hacerlo cuando una aún está en tratamiento, reconozco que hasta yo misma, en algún momento, cuando los ataques de (más…)

Scroll to Top