El cáncer no avisa a nadie. – ¡Resulta que no soy invencible!

Desde que empezó mi aventura con el cáncer de mama he pasado por 2 operaciones y 4 ciclos de quimioterapia de 21 días. En el momento en que los cirujanos me dieron el visto bueno empecé a hacer deporte y cada vez la intensidad ha sido más fuerte, hasta llegar a mi estado físico anterior. Cuando me tocó empezar la rehabilitación del brazo izquierdo (por el vaciado axilar de ganglios) me puse a ello y como a tozuda no me gana nadie, en tan sólo una semana recuperé el movimiento total del brazo. He estado haciendo deporte a diario desde entonces, me dijeron que era muy importante mantenerme activa y que cuanto más carga química eliminará de mi cuerpo, cuanto más “limpio” estuviera mi organismo, mejor aceptaría el siguiente ciclo.

Y para quien esté pasando por este proceso, por favor hacerlo, hacer deporte en la medida de vuestras posibilidades, pero manteneros activos/as, si podéis correr, nadar, lo que podáis, aprovechad los días buenos para hacer ejercicio aeróbico que os ayude a eliminar toda la porquería y quien sólo pueda caminar… que camine, pero si eres esa persona, camina con toda tu fuerza y con el objetivo y pensamiento de que ese esfuerzo es el que te va ayudar, ese esfuerzo es el que te dará la posibilidad de recuperarte antes, el que te dejará disfrutar de los tuyos, el que te cargará de energía.

 Tengo claro que es tan importante el deporte como la alimentación y que precisamente eso me a ayudado muchísimo, estoy convencida que si cuidas a tu cuerpo, él te cuidará a ti  “quid pro quo”, pero no soy invencible y después de estos 4 ciclos mi resistencia física empieza a flaquear, me ha costado aceptarlo, hasta el miércoles pasado podía decir con total convencimiento que físicamente no había notado diferencia alguna de la primera quimio a la última… y como son las cosas… fue abrir la boca y el jueves empecé a estar cansada, a no poder seguir el ritmo…

Mi jueves de resignación, me levanté por la mañana y después de dejar a los peques en el cole me fui a caminar con una amiga e hicimos un poco de paleo training, como era su primer día fue ligth, así es que después me tocaba un partido de pádel con compis que hacía meses que no veía, lo pasé genial pero esa tarde empecé a estar agotada, el viernes me levanté cansada y por primera vez tuve la necesidad de sentarme en el sofá a media tarde a descansar. Como si todo mi cuerpo pesará 100 veces más de lo habitual, realmente sin fuerza, batería a 0.

El sábado al levantarme intenté hacer una tabla de ejercicios y con mucho esfuerzo llegué a hacer 2 rondas… tengo que admitirlo, NO PUEDO CON TODO!

Esta mañana he estado en clase de yoga y al llegar a casa he aprovechado para descansar al solecito de la mañana y parece que a partir de ahora el “descansito” será una parte más de mi nueva rutina.

 Aprendo a adaptarme a las nuevas situaciones, hay que escuchar a nuestro cuerpo y ahora más que nunca, no negarle lo que nos pide… para eso tengo a mi MITAD que me hace darme cuenta de estas cosas y de vez en cuando me manda de vuelta a la realidad, muchas veces actúo como si nada hubiera cambiado y él me hace ver que no tengo un resfriado, que el tratamiento es duro y no tengo que ser de hierro.

 

Y así acabamos, aprendiendo a escucharnos, respetarnos, querernos y a mimarnos mucho… porque en realidad en ti está el principio de la FELICIDAD.

About vanessa

Soy Vanessa, Estoy casada con mi otra MITAD, lo escribo en mayúsculas porque quiero que se entienda bien, no podría tener un mejor compañero de viaje, es mi confidente y mi mejor amigo… le quiero de forma incondicional y es el padre de mi tesoro más preciado, mis hijos Èric y Martina. Soy súper mami de mellizos, lo de súper no es porque yo lo crea, simplemente es que ser mamá de gemelos o mellizos ya viene de serie con ese título honorífico, a la fuerza hay que serlo. Y en mi vida idílica un día el cáncer irrumpió. Con el diagnóstico bajo el brazo, el alma rota y la fuerza por las nubes me decidí a escribir este blog, un hoja en blanco aguanta lo que le echen y así empezó mi terapia. Aquí encontrarás los episodios más duros de la enfermedad narrados en primera persona, un desahogo en toda regla. Mis proyectos solidarios, que en realidad son de todos. Y un trozo de mi corazón en cada post que escribo. Esta es mi vida, no tal y como la soñé de niña, pero es así y la vida hay que aceptarla, porque pese a todo… la vida merece la pena. Ahora soy más feliz, mi vida es más intensa, agradezco cada nuevo día y le grito un gran SÍ, A LA VIDA, sí a vivir y no sobrevivir, sí a ser feliz, sí a disfrutar, sí a sentir… Nunca sabes cuando la vida va a sorprenderte, es bonita y cruel a partes iguales pero me gusta pensar que pase lo que pase seguiremos bailando, sin importar la canción que suene. ¿Bailas conmigo?

9 Comment On ¡Resulta que no soy invencible!

9 Comments On ¡Resulta que no soy invencible!

  • JENY Responder

    solo puedo decirte depues de leerte…LUCHADORA!!WAPA!!IIIINVENCIBLE!! TIENES UN PAR….BIEN PUESTOS,y admiro esa fortaleza y esa forma de ver la vida,otros en tu situación con nuestra manera de ser decaeriamos,gracias por esta leccion de vida!!
    vas a poder con ello SI O SI!! UN BESAZO DESDE SANTANDER VANESSA

    • Vanessa Responder

      Muchísimas gracias guapísima, no sabes que subidón puede llegar a dar todo vuestro apoyo, no lo olvidaré jamás. Un beso y un abrazo gigante!!!!

  • Belsy Responder

    Admirable! Mis respetos

  • Pamela Responder

    Niña eres fuerte como un roble… eres impresionante … digna de admirar …pero no quieras hacer más de lo que tu cuerpo te deja …esto es una carrera de fondo y tienes y vas a ganarla … así que piano piano … el día que más puedas aprovéchalo, y los que menos puedas pues acéptalo sin más …ya has demostrado una gran fortaleza, y no tienes que demostrar nada a nadie. Guapísima un abrazo lleno lleno de energía para esos momentos de flaqueza. :-* !!!

    • Vanessa Responder

      Hola Pamela, a veces me cuesta ceder conmigo misma, soy muy activa y no paro en todo el día… pero al fin y al cabo una siestecita no le sienta mal a nadie, así que aprenderé a disfrutar del privilegio en lugar de verlo como una derrota. Y si más adelante mi cuerpo me dice que ya no puede más… tendré que hacerle caso. ¡Un abrazo enorme y gracias por escribirme!

  • Miriam Responder

    Hola Vanesa;

    Como siempre tus palabras nos llegan al corazón, solo decirte que escuches a tu cuerpo y si ahora toca descansar, pues a descansar!!! Seguro que en un tiempo vuelves a estar activa y llena de enegría (que de energía creo que te sobra), eres un ejemplo de luchadora, mucha fuerza guapa!!!

    Miriam G.

    • Vanessa Responder

      Hola Miriam, pues parece que ahora es lo que me toca, escuchar a mi cuerpo y saber incorporar ratos de descanso al día a día y seguro que cuando le coja el gustillo no estará tan mal… jejeje ¡Un abrazo enorme!

  • Encarna Responder

    Vanessa eres un referente para muchas mujeres. Para mi una luchadora, fuerte y una persona excepcional. Sigue asi wapa, que nos estas dando un ejemplo y una fuerza que no sabes.
    Besosssss desde Lleida

  • valeria Responder

    hola vanessa no tenia ni idea de lo que estabas pasando mi marido y yo fuimos vecinos de tus padres cuando tu eras una niña yo tenia un niño que ya es mayor eras muy pequeña. me emocionado mucho con tu historia. pero esa fortaleza, esas ganas de luchar que tiene y ese positivismo es la mejor manera de vencer esta enfermedad muchas felicidades lo vas a conseguir todo es posible con la actitud que tienes un abrazo muy fuerte!!!!

Comment Form

Responder a Encarna Cancelar respuesta

Scroll to Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar